“Sé Franco, tu padre es rojo…”

De tal palo, tal astilla.
Sí, sí, eso dice el refranero y no es tan raro que alguna vez un conocido de la familia nos diga eso en relación al parecido que tenemos con alguno de nuestros padres (bien sea parecido psicológico como físico). De hecho, ¡cuántos valores que tenemos proceden de ellos! hasta las ideologías políticas que, si bien siempre hay excepciones en que los hermanos y padres son de una rama y el hijo/a de otra, lo habitual es que haya una cierta línea parecida dentro de la casa.
Pero, en fin, políticamente hablando, siempre nos encontramos con alguna “oveja roja” o “azul” que destaque en el rebaño y, sin ir más lejos, tenemos de ejemplo a nuestro famosísimo Caudillo: Francisco Franco.
Ya, ya sabemos que tenía a una hermanita, Pilar, que tenía su misma ideología y que su queridísima Carmen Polo tampoco le hacía el feo, pero lo que igual algunos desconocen es que dos de sus hermanos Ramón y Nicolás sentían cierta predilección por la izquierda, hasta tal punto de que se sospecha que el primero fue asesinado en un avión por su ideología y el segundo, reconoció que anteponía su amor familiar al político.
No obstante, hubo alguien que le dio mucha guerra a Franco y no precisamente la Pasionaria o el bando republicano, sino su propio padre: Nicolás Franco Salgado Araújo, que tenía verdadera manía a su hijo Francisco, del cuál dijo en alguna otra ocasión: “El más inteligente de mis hijos es Ramón. Nicolás es un petardista, y Francisco sigue siendo un tonto“.

Sin embargo, lo que más le debía de doler al dictador debía de ser su continua defensa de la masonería. De hecho, dictaminó: “¿Qué sabrá mi hijo de la masonería? Es una asociación llena de hombres ilustres y honrados, desde luego muy superiores a él en conocimientos y apertura de espíritu. No hace más que lanzar sobre ellos toda clase de anatemas y culpas imaginarias. ¿Será para ocultar las suyas propias?”.
Nicolás Franco, por cierto, abandonó a su primera mujer para casarse en segundas nupcias con otra más joven que él por lo civil, lo cuál, le hizo encabronarse bastante cuando su hijo derogó las leyes republicanas que permitían la unión civil, imponiendo, únicamente, la católica.

Anuncios

~ por mendfiss en 13 diciembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: