Cuándo digo que “no” es que “no”

Pues dirían que estaba loca pero la autora de este blog se plantea si más que locura no sería lucidez. Cierto que actuaba de manera ilógica para su tiempo y su posición pero ¿por qué no ser, simplemente, temperamental?¿rebelde?¿inteligente?
¡Ay, ay, siempre igual! Planteémonos que, incluso en la actualidad, si alguien se sale un poco de la línea ya es tachado de “loco”, así que yéndonos a la Edad Media prefiero ni pensarlo…
Una ferviente defensora de los locos, desearía ser poseedora de ese ingenio que los caracteriza. Salidas como la que tuvo Doña Juana ante el rey de Francia no se le ocurren a cualquiera.
Juana la loca y Felipe el hermoso eran duques de Borgoña. Como duque, Felipe, era vasallo del rey de Francia aunque luego fuese a ser emperador de Alemania (recordemos que tuvo una muerte prematura).
Era costumbre en la Edad Media que los señores, en misa, le entregaran una dote al vasallo para que fuese él quién la donase. Así que una esplendorosa mañana de misa, el rey de Francia y Felipín estaban echándole paciencia para rezar sus rosarios cuando se pidió el donativo para mantener la casa del Señor. El rey, aprovechando que tenía a su vera al señor duque, se dirigió a este y le dió unas monedas para que las entregara. Éste, las cogió y donó.
El inventillo le debía de hacer mucha gracia a su majestad por lo que, después, hizo lo mismo con Juana.
¡Y vaya mujer con carácter le vino a tocar!
Ella se negó a recoger el dinero. El francés, lo intentó dos veces más sorprendido de la osadía de la princesa; a la tercera negación, le recordó en un tono algo sarcástico: “¿No servís a vuestro rey de Francia?” y con la mayor altivez que uno se pueda imaginar, le aclaró: “La princesa de Asturias sólo responde por la princesa de Asturias”.
¡Sin duda alguna, digno de aplauso!

Anuncios

~ por mendfiss en 2 mayo 2009.

3 comentarios to “Cuándo digo que “no” es que “no””

  1. Pues sí que tenía carácter, sí; hoy en día en vez de Juana “La Loca” la hubiesen llamado Juana “La depresiva”, “La Bipolar”… No queda tan fashion como “La Loca”, la verdad.
    Sí, la locura; la asqueada locura que no existe más que en los ojos de quien la ve.
    Saudiños,
    Iris

    • Jajajajajaja

      Pues la verdad es que sí. Yo también creo que la hubiesen llamado Juana “la bipolar” pero bueno, tampoco suena mal del todo… queda como muy moderno 😉

  2. Pues sí que tenía carácter, sí; hoy en día en vez de Juana “La Loca” la hubiesen llamado Juana “La depresiva”, “La Bipolar”… No queda tan fashion como “La Loca”, la verdad.
    Sí, la locura; la asqueada locura que no existe más que en los ojos de quien la ve.
    Saudiños,
    Iris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: