Lo primero es lo primero

Y continuamos con anécdotas periodísticas.
Nuestro famosísimo explorador David Livingstone llevaba una temporadita desconectado del mundo. Por supuesto, en el s. XIX, Nokia y LG no habían puesto a la venta sus móviles más tecnológicos ni existía el Google Earth para saber en qué lugar se encontraba exactamente; además, nuestro señor Livingstone estaba tan ocupado con sus exploraciones hacia el lago Tanganica, que apenas tenía tiempo para escribir cuatro letras.
Por ello, el periódico New York Herald envió a uno de sus mejores periodistas: Henry Stanley, para encontrarlo y saber qué tareas le tenían tan ocupado.
Stanley cogió de macuto y se dirigió en su búsqueda. Se adentró en África Central y encontró al aventurero en la ribera del Tanganica.
Los familiares de Livingstone, aprovechando que el reportero iba en su búsqueda, le dieron cierta correspondencia que Stanley entregó a Livingstone nada más verle. Éste cogió las cartas, miró al redactor y antes de ni siquiera abrir un sobre preguntó: “Y bien, ¿qué ocurre en el mundo?
Esta anécdota es más significativa de lo que parece, ya que en alguna que otra facultad de Ciencias de la Comunicación lo ponen de ejemplo de cómo a esta pregunta tiene que responder el buen profesional del Periodismo.

Anuncios

~ por mendfiss en 13 febrero 2009.

Una respuesta to “Lo primero es lo primero”

  1. Sí señora, un blog muy documentadito. Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: