¡Pero qué grande eres!

Seguro que Carlos V se lo dijo a los 25 reconocidos como Grandes de España, en 1520.
Lo que no se puede saber con seguridad es si lo diría de esa manera tan coloquial o recurriría a las horteradas típicas de la época, estilo: “Oh, duque de Alba, mi más leal y fiel servidor a la Corona…bla bla bla“.
En fin, lo que está claro es que, florituras a parte, estos 25 duques, marqueses y condes privilegiados (entre los que estaban el de Alba -sí, sí, el antecesor de nuestra avispadísima Cayetana de Alba-, el de Nájera o el de Medina-Sidonia) tenían cierto favorítismo ante el Rey, hasta el punto de no tener que quitarse el sombrero cuando este pasaba o incluso, como le ocurrió a nuestro señor don duque de Alba, llevarle el orinal al rey todas las mañanas…
¡El caso es que ellos se quedaban tan contentos!
Dicho esto, creo que se puede afirmar con rotundidad aquello de: “Una palabra vale más que mil actos o que mil imágenes” porque eso de que “La imagen vale más que mil palabras” no lo debían de aplicar mucho…

Anuncios

~ por mendfiss en 1 febrero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: